Financiación y deudas con el estado

¿Tienes deudas con la administración del estado? ¿Debes dinero a hacienda o seguridad social?

Si este es tu caso a continuación en Grupo Avanza como financiera vamos a escribir un artículo explicando las diferentes opciones que tienes como cliente a la hora de conseguir financiación en estas situaciones.

Que no es algo fácil hay que decir, para empezar porque la mayoría de entidades bancarias y entidades financieras no aceptaran tramitar financiación cuando su cliente adeude alguna cantidad a alguna de estas administraciones.

Hasta se podría decir que es peor tener deudas con hacienda o deudas con la seguridad social antes que estar incluido en alguna lista de morosidad como puede ser el asnef.

Desde nuestro punto de vista esto no es que tenga mucho sentido en algunas ocasiones aunque si podemos entender la forma de actuar de dichas financieras.

Aquí lo que piensa el banco es lo siguiente:

Si este cliente debe dinero a hacienda o seguridad social ¿Por qué no me iba dejar a deber a mi también?

Y es lógico , casi todos los clientes que tienen deudas con alguno de estos organismos suelen tener problemas a la hora de poder acceder a la financiación.

No solo eso, al ser el estado su acreedor también se encontraran con muchos de los problemas indirectos como pueden ser los embargos en sus bienes, nominas, ingresos…

Aquí nadie se salva , incluso las empresas y autónomos que no tienen ingresos fijos en forma de nomina suelen tener dichos embargos encima.

Esto es debido a que hacienda y seguridad social al ser el estado tiene una serie de mecanismos con los que no cuenta ningún otro acreedor.

Esto le permite realizar prácticas de hasta incluso avisar a los clientes de las empresas deudoras diciéndoles que los ingresos tendrán que ingresárselos directamente al estado en lugar de a la empresa deudora por las deudas generadas con la administración.

Te pongo un ejemplo real pero con nombres inventados:

La empresa “Tengo deudas con hacienda SL” ha sufrido una mala racha teniendo deudas con el estado por valor de unos 20 000€.

Pues bien, la empresa en este momento es insolvente con lo que no hay nada que embargar.

¿Qué es lo que hace el estado en estos casos?

Pues como tiene la información de la empresa que está facilitando en las declaraciones trimestrales, declaraciones anuales…lo que hace es enviar una carta a los proveedores/clientes de la empresa deudora diciendo que todos los pagos que tengan que realizar a la empresa “Tengo deudas con hacienda SL” se los hagan directamente a ellos en lugar de al deudor para así liquidar la deuda.

Hasta ahí llega hacienda, con eso lo decimos todo.

En el caso de asalariados no es algo tan problemático pues lo que hacen es ni más ni menos que embargar la nomina del cliente y ya está.

¿Que alternativas hay al embargo con hacienda o seguridad social?

Si quieres evitar el embargo de dichos organismos sobre ti o sobre tu persona hay una serie de alternativas que puedes realizar en el sistema.

Una de las más habituales antes incluso de solicitar financiación externa es la de solicitar aplazamientos en el pago.

Esto es algo que la mayoría de asesores recomiendan hacer a sus clientes, ahora bien, estos tienen que saber que esto no se puede hacer de continuo ni puede durar siempre, tendrá un plazo determinado para poder hacer esto.

También decir que de nada sirve aplazar el pago si resulta que dentro de tres meses tampoco vas a poder realizar el pago de la deuda.

La ventaja de los aplazamientos de pago es que permite a los clientes el poder ganar tiempo en búsqueda de alguna solución eficaz que resuelva sus problemas financieros y económicos.

Por ejemplo, si tienes que pagar una deuda de 20 000€ a hacienda por el IVA repercutido de tu empresa y tienes que hacerlo antes de 5 días seguramente la opción del aplazamiento sea la ideal porque así tienes más de 5 días para buscar una solución a tu problema.

A partir de aquí la búsqueda de financiación ya tendría que ser vuestro primer objetivo.

¿Préstamos para cancelar deudas con hacienda y seguridad social?

Este tipo de financiación existe en el mercado, ahora bien, no es ni mucho menos fácil de conseguir ya que entre otras cosas no todas las financieras tramitan estos préstamos.

Aquí nuestro consejo es que acudas directamente a las llamadas como financieras privadas pues son estas las que ofrecen préstamos para cancelar deudas de todo tipo, también las de hacienda y seguridad social.

Nosotros de hecho en Grupo Avanza tenemos un crédito el cual llamamos “préstamo cancelación deudas” el cual sirve entre otras cosas para esto.

¿Cuál es el problema?

Pues que son préstamos con aval, es decir, aquí los clientes no podrán tramitar dicha financiación sin aportar en ningún momento algún aval a la operación.

Por regla general el aval habitual es el bien inmueble pues permite al cliente poder conseguir mayores importes de financiación y lo que es más importante, en las mejores condiciones posibles.

Aunque también tenemos préstamos en donde son otras las garantías utilizadas (vehículos, barcos…) no hay  duda de que el mejor préstamo es el realizado sobre inmuebles.

¿Cómo se cancelan deudas con hacienda y seguridad social?

Realmente no es complicado. Una vez que como cliente tienes el préstamo aprobado lo siguiente que tienes que hacer es pedir que tu acreedor (hacienda o seguridad social) te emita una carta de pago en la cual se haga constar la deuda que debes y lo que hay que hacer para cancelarla.

En esa misma carta de pago se indicara una cuenta donde ingresar el dinero para cancelar dicha deuda y así dar por finalizada la misma.

Deciros también que es posible que esta carta os lo pida la financiera en el estudio del préstamo, no al finalizar la misma con lo que es conveniente tenerla preparada.

Analista en Préstamos rápidos y préstamos urgentes 

 

 

 

 

 

Dos tipos de préstamos cancelación de deudas

Como bien ya sabéis aquellos que nos seguís en Grupo Avanza tenemos dos préstamos cancelación de deudas los cuales sirven como su propio nombre indica para cancelar las deudas que tienen los clientes.

Ya sean deudas con otras entidades financieras bajo la forma de microprestamos, préstamos personales al consumo, hipotecas, deudas con hacienda, con seguridad social, con otros acreedores…esta opción es la que recomendamos a todos los clientes que desean cancelar sus deudas.

 Sin embargo, dentro de este producto financiero la realidad es que estos dos préstamos pueden ser tramitados de manera diferente.

Ambos tipos de préstamos pueden ser considerados como nuestro préstamo estrella al ser el más tramitado en la actualidad pero sobre uno de ellos es el que puede marcar la diferencia con respecto a otros préstamos.

Digamos que mientras que uno de estos préstamos de capital privado se asemeja en cuanto a las condiciones y requisitos a cualquiera de los otros préstamos privados (hay que aportar avales en el préstamo cancelación de deudas) que tenemos en el mercado como puede ser el préstamo para salir del asnef, el préstamo sin nomina, la reunificación de deudas…. el segundo en cambio al tramitarse de manera diferente tiene diferentes condiciones.

La diferencia básica entre un préstamo y el otro está en lo que hace la financiera. Si la financiera solo se limita a tramitar el préstamo según la cantidad solicitada por el cliente las condiciones serán similares a las de los demás préstamos de capital privado, por el contrario si el cliente aquí externaliza el pago de deudas con la financiera es posible las condiciones sean mejores.

¿Por qué va a tener este préstamo privado mejores condiciones?

Por las gestiones que hace la financiera y que le permiten mejorar las condiciones del préstamo.

Pongamos varios ejemplos para explicar ambos préstamos con el objetivo de ver sus diferencias.

Préstamo cancelación deudas junto con negociación con los acreedores: Como hemos dicho antes en este préstamo cancelación de deudas el cliente tiene una serie de deudas que quiere cancelar pero prefiere que seamos nosotros los encargados de negociar con sus acreedores y aclarar el tema de los importes.

Así pues, nosotros aquí lo que hacemos es negociar con los acreedores (seguramente otras financieras) que cantidad habría que pagar para liquidar todas las deudas que tienen nuestros clientes intentando siempre buscar la mayor quita posible.

Esta quita lograda al final es nuestro beneficio pudiendo en consecuencia mejorar las condiciones del préstamo.

Si la deuda eran 50 000€ y nosotros hemos conseguido rebajar la deuda a por ejemplo a 40 000€, esos 10 000€ son beneficio para Grupo Avanza pues al firmar el préstamo lo haremos por los 50 000€ solicitados por el cliente.

A cambio nosotros aquí lo que hacemos es reducir de manera importante las condiciones de los préstamos tanto en tipos de interés como en comisiones aplicadas…

Y por supuesto el cliente aquí acepta que la quita lograda es beneficio 100% para nosotros, en caso contrario tendría que tramitar el segundo préstamo cancelación de deudas el cual como veras se tramita de manera diferente.

En ese sentido esta opción es la ideal para aquellas personas que quieren cancelar sus deudas pero prefieren que sea una financiera experta en estos temas la encargada de dar solución a sus deudas.

Además es posible que estas personas pudieran haber conseguido alguna quita pero al no saber hacerlo prefieren que sean otros las que la consigan.

Recordamos que el cliente aquí en este préstamo también sale beneficiado en la quita no tanto por lograrla sino sobre todo por las bonificaciones que incluimos en el préstamo.

Por ejemplo, a lo mejor en vez de un tipo de interés del 12%  se pone uno del 9%, en vez de una comisión de 5000€ se reduce a 2000€.

Es decir, bajo este préstamo en caso de que todo salga bien todos salimos ganando.

Por supuesto la mejora de las condiciones dependerá siempre de la quita lograda y de su importe. Si por ejemplo resulta que solo conseguimos 500€ de ahorro es evidente que la mejora en las condiciones de préstamo serán mínimas.

Y qué decir tiene que si no hay quita posible o bien la quita ya la  había logrado previamente el cliente las condiciones del préstamo serán las mismas que las del préstamo cancelación deudas sin negociación con acreedores.

El segundo préstamo es el de cancelación de deudas en donde el cliente solicita una determinada cantidad y sobre eso se le hace el estudio.

No negociamos con acreedores ni hacemos ninguna gestión para mejorar el importe de deudas de nuestro cliente pues muy posiblemente el cliente ya haya hecho las gestiones por su cuenta.

Nos limitamos única y exclusivamente a la tramitación de un préstamo de igual manera que hacemos en los otros préstamos.

En cuanto al  tiempo de tramitación el préstamo acompañado de negociación con los acreedores suele tardar más en aprobarse pues aquí no solo es hacer estudio, en la negociación se tarda un tiempo con el objetivo de obtener los mejores resultados para el cliente.

De hecho, cuanto más tiempo dediquemos a la negociación mejor.

 Analista en Préstamos rápidos

Salir del asnef no es tan fácil como parece

En el artículo de hoy desde Avanza nos gustaría hablar acerca de los pasos que el cliente tiene que seguir para salir del asnef de la manera más rápida posible, partiendo eso sí, de que salir del asnef no es tan fácil como parece. Cuando uno quiere salir del asnef tiene que tener claro que lo primero de todo que hay que hacer es cancelar la deuda por la cual nos han incluido en ese registro. De nada sirve llamar al registro instando a que nos saquen del mismo a no ser que sea el acreedor quien llame para eliminar esa deuda.

Otra cosa diferente es si la deuda ya no existe, entonces si podremos hacerlo como veremos a continuación. Dicho esto,

 Cuando se quiere salir del asnef los clientes suele elegir una de estas dos opciones:

En primer lugar el cliente cancela la deuda mediante fondos propios, dinero de familiares, amigos…Es una opción habitual y factible cuando los importes del asnef son pequeños. Hay clientes que están dentro de esas listas por importes muy pequeños, 100,200,300€ con lo que lo hace mas fácil para eliminar la deuda. Normalmente estas deudas de pequeño importe son ocasionadas por facturas impagadas de telefonía, ADSL… que el cliente considera que no tiene que pagar y por tanto no paga.

En ese sentido nosotros siempre recomendamos a todos los clientes que cuando les llegue una factura aunque sea por error la paguen para después reclamarla, porque si no pagamos esa factura aun teniendo nosotros razón la empresa nos incluirá automáticamente en el registro de morosidad. Hay que decir también que son multinacionales y grandes empresas las que utilizan las listas de morosidad como manera de presionar a los deudores, es decir, las pymes y autónomos de nuestro país no suelen hacer uso de estas bases.

En segundo lugar está la búsqueda de financiación para cancelar el asnef. Esto suele darse cuando la cantidad a solicitar es de mayor importe o bien cuando el cliente no quiere pedir dinero a nadie ya que no quiere que nadie se entere. En el mercado no es difícil encontrar préstamos con asnef en donde el crédito esta hecho adrede para cancelar este tipo de deudas. Ahora bien, así como antes si que había préstamos personales con asnef( tampoco había muchos pero alguno que otro sí que se comercializaba) actualmente debido al endurecimiento de las condiciones generales de todos los préstamos estos préstamos ya solo se tramitan con aval. Al menos así es como lo solemos hacer nosotros.

Por tanto aunque la gran ventaja del crédito con asnef es que es un préstamo en el que se puede conseguir dinero aun estando en algunas de estas listas, el inconveniente es que necesitamos avalar con algún inmueble/ vehículo en la tramitación. Es más, antes de tramitar ese crédito se verifica que el cliente dispone de aval ya que si no ni tan siquiera se puede iniciar la gestión del préstamo (estudio de la operación)

Una vez hemos visto las dos opciones que los clientes suelen usar para salir del asnef vamos a ver los siguientes pasos que se suelen dar  una vez la deuda se cancela.

❶ Lo primero que tenemos que hacer cuando hemos cancelado la deuda es pedir a nuestro acreedor que elimine nuestra deuda en el asnef. Se supone el acreedor está obligado a  hacerlo aunque en la practica en ocasiones tarda demasiado en hacer esa gestión por lo que recomendaríamos también pedirle una hoja de cancelación de la deuda que presentaremos ante el registro correspondiente.

Si queremos ir sobre seguro lo ideal es hacer nosotros también esa gestión para asegurarnos de que la misma se hace. Es decir, aunque el acreedor nos diga que efectivamente nos saca del asnef es aconsejable que nosotros nos informemos en el registro acerca de nuestra cancelación.

Esto es más importante de lo que parece pues en ocasiones pasa que el cliente aun habiendo cancelado la deuda se entera después pasado un tiempo que aun sigue figurando en el registro debido a que el registro/ o el acreedor no ha hecho los deberes

❷ Una vez cancelada esa deuda podríamos hacer una prueba en alguna entidad financiera solicitando un préstamo para ver si todavía seguimos figurando en el. Si tenéis confianza con alguna sucursal con la que trabajáis pedirles el favor allí. Esto lo digo porque las financieras una vez han realizado el análisis de riesgo de un cliente en caso de que el crédito no salga aprobado normalmente no le explican el porqué se ha denegado. Puede pasar que un préstamo nos lo denieguen a pesar de no estar en asnef y nosotros creer que nos lo han denegado por el registro cuando no es así. De ahí que digamos lo de la sucursal de confianza.

❸Imaginemos ahora que ya no figuramos en el asnef pues nos hemos asegurado, a partir de ahora ¿qué pasa?

Tenéis que tener en cuenta que muchas financieras( sobre todo las bancarias) suelen mantener durante un tiempo los datos del asnef, es decir, puede pasar que tu ya no figures en ninguno de estos registros pero a pesar de eso 2 semanas después al acudir a tu banco este vea que hace un tiempo estabas en el asnef y por tanto deniegue la financiación.

Y es que el asnef no es algo que solo perjudica cuando estas dentro, pasado un tiempo también puede afectarte, aunque eso depende de a donde acudas ya que no es lo mismo un préstamo bancario que un préstamo privado.

Analista en Préstamos Rápidos

Préstamos para pagar deudas

Cuando una persona / empresa busca financiación lo hace en ocasiones para con este nuevo préstamo cancelar deudas. Y es que los préstamos para pagar deudas existen en España y se pueden tramitar de muchas maneras, no obstante, desde avanza nos gustaría explicarte las varias formas que tienes para poder hacerlo y como deberías de plantear la operación antes de hacer nada.

Lo primero que tiene que hacer el cliente cuando busca tramitar un crédito para cancelar deudas es tener muy clara su situación financiera. De nada sirve llamar a una financiera y explicarle que es lo que queremos si luego resulta que ni siquiera somos capaces de decirle la deuda que tenemos y deseamos cancelar.

Hay varios tipos de deudas. Las deudas financieras y las deudas no financieras. Aquí el cliente siempre pide asesoramiento sobre qué tipo de deudas es mejor cancelar antes y nuestra respuesta siempre es la misma, depende.

¿Porque depende?

Depende porque habría que analizar en qué situación se encuentra cada deuda para determinar cuál de ellas es la más prioritaria. En líneas generales normalmente la deuda financiera, es decir, la proveniente de otros préstamos es la primera deuda que recomendaríamos cancelar siempre y cuando este en situación de mora, es decir sea un préstamo que ha resultado impagado con lo que nos pueden meter en cualquiera de los registros de morosidad existentes (asnef, rai, equifax..) o bien que por coste interese hacerlo.

Por ejemplo, si la persona que pide asesoramiento financiero gran parte de las deudas financieras que tiene están en forma de tarjetas de crédito, micropréstamos… los cuales aun siendo dinero fácil los costes son superiores a la media de los préstamos entonces una de nuestras prioridades sería la de cancelar estas deudas.

Desde avanza siempre recomendamos actuar sobre la deuda que más nos “moleste”, en primer lugar si estamos en asnef seria eliminar la deuda cuyo resultado ha sido luego el asnef, la razón, para poder salir de esta lista pues nos puede perjudicar en el futuro.

A partir de aquí es conveniente hacer una correcta planificación financiera para decidir que deudas son las siguientes que nos interesan cancelar.

Por orden de cancelación en avanza haríamos lo siguiente:

❶ Deudas con hacienda y seguridad social

❷ Deudas cuyo resultado final haya sido la inclusión en el asnef o alguno de estos registros.

❸ Deudas avaladas.

❹ Préstamos con costes elevados.

❺ Deudas empresariales o profesionales.

❻ Deudas familiares, entre amigos…

Ahora bien, dicho esto,

¿Qué tipo de préstamos para pagar deudas existen en el mercado?

Dentro del mercado financiero actual tienes que saber que hay multitud de productos financieros destinados exclusivamente a cancelar deudas. Esto es así porque con la crisis habida en nuestro país tanto bancos como sobretodo entidades financieras alternativas han descubierto la necesidad de tener uno de estos servicios en cartera por la demanda que pueden haber,  que en situaciones de crisis económica es mucha.

Quizás hoy por hoy el préstamo más utilizado para este tipo de situaciones es el de la agrupación de préstamos o reunificación de deudas.. Sobre este préstamo ya hemos hablado en ocasiones desde nuestra empresa, de hecho es uno de los préstamos que comercializamos.(agrupación)

La característica principal de este préstamo de dinero es que se suele utilizar para cancelar otros préstamos o deudas que pudiera tener el cliente con el nuevo préstamo dejando al mismo en una situación financiera más optima. Cuando se trata de otros préstamos lo que el cliente desea se le llama “Agrupación de préstamos” y cuando son deudas no financieras de todo tipo como puede ser con la seguridad social, hacienda, proveedores empresa entonces “reunificación de deudas”.

Ambas se tramitan de manera similar, lo único que cambia es el tipo de deudas que se pretende cancelar. (una es deuda financiera y la otra no)

La agrupación de préstamos suele ser útil cuando el cliente que la solicita tiene préstamos con un elevado coste como pueden ser préstamos personales, tarjetas de crédito…nunca una hipoteca. El cliente que solicita una agrupación teniendo una hipoteca la cual quiere cancelar no sabe bien lo que esta solicitando ya que la hipoteca nunca tiene sentido incluirla dentro de la agrupación pues por coste es el préstamo más barato existente en la actualidad.

Otro de los errores habituales de los clientes es que en ocasiones intentan plantear una agrupación a través de un préstamo personal. Actualmente ninguna entidad financiera tramita estas operaciones si el cliente no avala con alguna propiedad, pues la gestión y trabajo que lleva asociado este préstamo es excesivo para luego tener que tramitarlo como si de un préstamo personal se tratara.

En los préstamos personales no se puede realizar el estudio de la operación como si se fueran  a cancelar los otros préstamos sino que se hace el análisis como un aumento del endeudamiento a diferencia del préstamo “Agrupación” el cual, si contempla la eliminación de los otros créditos rápidos.

Otro préstamo del que podemos hablar es el “préstamo para cancelar deudas“. No todas las financieras y empresas dedicada al sector financiero cuentan entre sus productos uno de este tipo. Se asemeja en algunas cosas al de agrupación con la diferencia de que normalmente el cliente lo solicita cuando busca cancelar alguna deuda en concreto. No desea la agrupación o reunificación de muchas deudas sino de una en concreto. Aquí también se exige aval por el mismo motivo y de hecho esta operación se suele plantear cuando el cliente también esta  incluido en el registro de morosidad.

Otra de las posibilidades con las que cuenta el cliente para poder pagar sus deudas es la de intentar una ampliación de hipoteca. Esta opción aun siendo bancaria (la tramitan bancos) es una posibilidad siempre y cuando el cliente sepa gestionarlo bien. A los bancos no les suele gustar cancelar las deudas de otras entidades financieras, ahora bien, si sabemos “vendernos como clientes” esto puede ser una buena solución.

Esta operación también es un posibilidad cuando el cliente busca agrupar y consiste básicamente en que la entidad financieras nos amplié el préstamo hipotecario que tenemos para con ese dinero cancelar otros préstamos. Hay que tener en cuenta que si cancelamos otros préstamos con la hipoteca (microprestamos, préstamos personales…) lo que estamos haciendo es mejorar nuestro nivel de solvencia ya que no es lo mismo la cuota que toca pagar en caso de una tarjeta de crédito que la de una hipoteca, por tanto, al banco también le puede interesar que nuestra solvencia mejore teniendo en cuenta que somos clientes suyos.

¿Cuál es el problema aquí?

Aparte de que a los bancos no les gusta este tipo de operaciones está el hecho de que es muy difícil convencer a la entidad del beneficio de que seamos más solventes. Hoy puede que seamos clientes suyos, pero a lo mejor mañana ya no lo somos…

En conclusión, aunque hay muchos otros tipos de financiación para pagar deudas estas son las que recomendaríamos directamente desde nuestra empresa tramitar tanto por la probabilidad de éxito como por el beneficio que obtiene el solicitante.

Analista Préstamos Rápidos