Préstamos para mayores de 65 a 80 años

prestamos para mayores

Si superas los 60 años es posible que te hayas encontrado con dificultades a la hora de conseguir crédito, por eso hoy te vamos a recomendar préstamos para mayores de 65,70 y 80 años que seguro pueden ser de tu interés.

Porque la edad no tiene que ser problema a la hora de pedir dinero es que hacemos este artículo.

Algo en lo que tampoco estamos de acuerdo pues a nuestro modo de ver no tiene sentido rechazar un crédito por edad.

Más todavía cuando estamos hablando de edades inferiores a los 80 años teniendo en cuenta la actual esperanza de vida.

Dicho esto a continuación te mostramos que opciones financieras tenéis aquí.

prestamos para mayores

Clasificación de Préstamos según edad

A continuación te vamos a mostrar una clasificación de créditos según la edad del solicitante.

Nosotros en Grupo Avanza somos los primeros que ofrecemos préstamos para pensionistas sin importar la edad.

A través de los créditos online podéis solicitar cantidades de hasta 5000€ en minutos teniendo respuesta inmediata.

Aclarado esto a continuación te mostramos las diferentes alternativas financieras disponibles en el mercado.

Préstamos para mayores de 60 años

Si tienes una edad entre los 60 y los 65 años seguramente todavía tengas acceso a la mayoría de créditos tanto privados como bancarios.

Quizás la firma de una hipoteca pueda ser algo difícil si lo pones a medio o largo plazo pero no así los préstamos personales cuyo plazo de devolución suele ser inferior a los 7 años de media.

También es verdad que el problema del préstamo hipotecario se resuelve fácilmente haciendo que firme un segundo titular más joven.

Con esto te quitas el hándicap de la edad ante la entidad bancaria pudiendo hacer la solicitud fácilmente.

Podemos recomendar cualquiera de los préstamos que actualmente hay en el mercado.

Prácticamente ninguno te va a salir denegado por tener 60 años o una edad cercana eso seguro.

En consecuencia puedes tener acceso a préstamos por internet, financiación al consumo, microcréditos, hipotecas…

Créditos para mayores de 65 años

Es a partir de esta edad donde son muchas las entidades prestamistas que empiezan a poner sus límites.

Lo vemos tanto en los bancos como en los establecimientos financieros de crédito o en las empresas de microcréditos.

Sin embargo también es cierto que todavía son muchas las opciones disponibles en el mercado.

Podemos nombrar entre algunos de los préstamos para jubilados de más de 65 años disponibles:

Si estás dispuesto a firmar aportando una garantía nuestra recomendación seria la vía del capital privado.

Aquí las financieras tradicionales como son los bancos y cajas empiezan a poner problemas bastante importantes por el tema de la edad.

Solo si estas buscando una hipoteca a muy corto plazo es posible no tengas problemas y además es seguro será necesario la firma de otros avalistas con menor edad.

Los bancos en la firma de hipotecas suelen poner como máximo los 75 años en cuanto al plazo de devolución.

Es decir, si tienes 65 años y pides una hipoteca como máximo la podrás poner a 10 años.

Cada una aplica condiciones diferentes aunque por norma general es lo habitual.

Préstamos para mayores de 70 años

Este grupo se empieza a encontrar con problemas bastantes evidentes a la hora de pedir dinero sobre todo cuando hablamos de firmar hipotecas.

Por mucho que puedan firmar avalistas es sobre este rango de edad donde la firma de financiación puede convertirse en una pesadilla para algunos.

Tal como hemos comprobado es mucho más sencillo firmar un préstamo sin aval aun tampoco siendo fácil.

Entre los créditos para jubilados y pensionistas que recomendamos en este rango de edad señalamos:

Si estas buscando firmar préstamos sobre aval de inmueble te seguimos recomendando que acudas a la financiación privada.

Préstamos para mayores de 75 años

Como estamos viendo a medida que la edad va avanzando la oferta de créditos va disminuyendo.

Lo vamos a ver aquí claramente al ser la oferta muy inferior siendo de hecho ya imposible encontrar préstamos sobre inmueble por la vía bancaria.

En casi ninguna entidad bancaria ya será posible firmar un crédito hipotecario si superas los 75 años de edad tampoco siendo válida la firma de avalistas.

Por suerte aun te quedan préstamos personales sin aval para jubilados que si pueden ser viables señalando:

Préstamos para mayores de 80 años

Para finalizar hemos querido dejar la clasificación más problemática siendo la de 80 años para arriba.

Aquí da igual que tengas una pensión u jubilación elevada, la mayoría de financieras te dirán no.

Sobre todo las tradicionales como son bancos y establecimientos financieros de crédito.

Y aunque es posible haya alguna empresa de microcréditos que te acepte casi todas te rechazaran por edad.

Nuestra recomendación aquí es que acudas a los prestamistas de dinero legal y fiable que operan en España.

Busca por financieras privadas y encontraras aquellas que te puedan ayudar.

Importante, haz la solicitud solo en empresas serias.

Como influye la edad al pedir crédito

Por lo mostrado hasta ahora ya puedes comprobar como si influye la edad a la hora de pedir prestado si tienes jubilacion.

Las financieras usan diversos factores para analizar el perfil de los clientes determinando su capacidad de reembolso.

Uno de estos es el factor edad pues influye en el riesgo de impago.

A pesar de que hay mucha oferta de créditos para pensionistas la mayoría llegan hasta los 70.

De ahí hacia arriba la oferta se reduce drásticamente siendo un problema.

Requisitos habituales en los préstamos para jubilados

Las que todavía los aceptan suelen poner una serie de requisitos siendo los siguientes.

  • Prejubilados pueden contratar un seguro de vida junto con el crédito garantizando así la devolución de financiación.

Es la solución recomendada al problema de edad aunque la mayoría de seguros solo cubren hasta los 65 años.

También está la posibilidad del seguro de protección de pagos siendo el límite hasta los 70 años.

  • Jubilados hasta 75 años pueden pedir créditos para jubilados contratando un seguro adicional.

En algunas compañías se exige que la edad máxima del titular a finalizar el plazo del crédito sea de 75 años aunque algunas llegan hasta los 80.

Dependiendo de la entidad y del producto solicitado lo veremos.

  • Jubilados de más 75-80 años además de firmar seguro tendrá que firmar una tercera persona como garantía de menor edad (hijo, hermano, sobrino…)

Esta persona se hará responsable del pago de cuotas en caso de que el titular no pueda hacerle frente por algún motivo.

Según la política de riesgos de la mayoría de empresas prestamistas se exige la presentación de avalistas cuando se supera cierta edad.

De hecho, si analizamos los términos y condiciones de créditos veremos como la mayoría establecen un límite de edad ya sea en el momento de contratarlo o a vencimiento.

Aunque en los de a corto plazo puede no ser importante si lo es cuando se busca algo a largo plazo.

Documentación a aportar en los préstamos para jubilados

En cuanto a lo que a documentacion se refiere lo que es necesario es tener ingresos demostrables que demuestren capacidad de pago siendo la pensión de jubilación.

A pesar de que muchas entidades establecen los 75 años al vencimiento del préstamo como limite esto depende del producto y entidad a la que acudas.

Es habitual que adicionalmente tengas que contratar un seguro de protección de pagos o vida exigido por parte de la financiera.

El motivo es debido a la edad avanzada de los jubilados.

La compañía busca una garantía extra de cobrarse lo prestado.

Así pues a continuación te mostramos la documentación que tienes que aportar:

  • El certificado de la pensión donde se vea la fecha y el importe que recibes.
  • Extracto bancario de los últimos meses en cuenta bancaria.

Con esta documentación puedes solicitar préstamos para jubilados sin ningún problema.

De esta forma justificas ante la entidad que tienes capacidad para reembolsar el capital siendo lo que buscan.

Créditos Recomendados

En el sector podemos disponer de una gran cantidad de productos para obtener dinero si estamos jubilados.

Junto con los préstamos para pensionistas a los que estamos acostumbrados ofertados por los bancos hay también alternativas realmente útiles.

Este tipo de financiación la suelen ofertar empresas de capital privado siendo las opciones que te recomendamos.

  • Microcréditos de hasta 1000 euros.

Estos préstamos rápidos se caracterizan por ser sin papeleos y tener mínimos requisitos pudiendo conseguir dinero al instante.

Los tipos de interés suelen ser altos no siendo necesario aportar aval.

Al ser crédito a corto plazo (máximo 30 días) los pensionados pueden acceder al préstamo de forma sencilla.

  • Préstamos personales:

A través de estos créditos podemos conseguir una mayor cantidad de efectivo teniendo un mayor plazo de devolución e importe.

Suelen ser vistos como al consumo, es decir, se usan para sufragar gastos de reformas, la compra de vehículo, viajes y cosas similares.

Tampoco requiere de avales siendo una opción que nos permite solicitar importes de hasta 50 000 euros con un plazo de 10 años.

  • Hipoteca Inversa:

Es uno de los productos de financiación que consideramos como ideales para los jubilados pues es parecido a una hipoteca pero justo al revés.

Creada para los mayores de 65 años, lo que haces aquí es recibir una cantidad de dinero complementaria a nuestra pensión usando la casa como garantía.

Lo bueno es que convertimos un bien inmueble en unos ingresos mensuales.

En caso de fallecimiento los herederos del inmueble pueden adquirir la propiedad pagando la deuda o dejar que se la quede la entidad bancaria.

Los jubilados en ASNEF pueden solicitar crédito

Si pueden hacerlo aunque solo a través de los prestamistas de dinero nunca por banco y financieras tradicionales.

Las entidades habituales nunca aceptan solicitudes cuando hay deudas en ficheros de solvencia patrimonial según su política de préstamo responsable.

Son las empresas privadas en cambio las que si estan predispuestas a asumir ese riesgo aplicando a cambio una mayor tasa de interés.

Puedes entrar en la sección de “Préstamos con asnef” y descubrir que opciones hay disponibles para vosotros.

Conclusión

Con el artículo escrito espero que hayamos resuelto todas aquellas dudas que tengan las personas que busquen préstamos para mayores de 60, 65, 70,75 e incluso 80 años.

A través de nuestro listado podéis acceder a dinero de forma ágil, sencilla y clara sin importar edad.

Infórmate también acerca de las características de cada uno de ellos entrando en los artículos correspondientes.

Si sigues teniendo problemas para acceder a la financiación que necesitas por tu edad ponte en contacto con nosotros.

Ya sea por teléfono o bien a través del apartado de los comentarios justo debajo.

Estamos aquí para ayudarte si necesitas una asesoría más personalizada.

Prestamos para pensionistas. Créditos garantizados con pensiones

Así como nuestro último artículo lo dedicamos a hablar sobre los diferentes préstamos rápidos existentes en el mercado que los desempleados de nuestro país podían solicitar a pesar de no tener un trabajo (con nomina, dado de alta en la seguridad social) , hoy, vamos a hablar sobre otro de los créditos que los clientes suelen demandar de manera continua que no es otro que los préstamos para pensionistas.

Siendo España un país con los niveles más altos de pensionistas en toda Europa no es de extrañar por tanto que las entidades financieras de nuestro país tengan que tener productos de financiación destinados concretamente a este sector de la población. No solo eso, a los bancos en general les interesa comercializar este tipo de dinero rápido pues los niveles de solvencia de los pensionistas son bastante elevados.

¿ Por qué a los bancos les interesa tanto ofrecer préstamos para pensionistas?

Les interesa porque como ya hemos dicho estos clientes ofrecen muy poco riesgo al banco. Esto es así porque al tener el pensionista un ingreso futuro en forma de pensión la financiera siempre le va a poder embargar parte de la pensión para recuperar su dinero. A diferencia de cuando una persona tiene trabajo, en el caso del pensionista este no se ve afectado por bajadas de sueldos, expedientes de regulación de empleo, despidos… con lo que va a mantener su nivel de solvencia intacto.

También es cierto que por ley la financiera no puede embargar hasta cierto nivel de ingresos con lo que es evidente que los pensionistas que como mínimo no alcancen ese nivel lo tendrán mucho más difícil para acceder a la financiación.

También hay otro factor a tener en cuenta que es la CIRBE ( Deuda consolidada de la persona) en el análisis de riesgos. Hay clientes que piensan que por tener buenos ingresos ya sea por pensión o nomina van a tener garantizado un préstamo y nada más lejos de la realidad. En primer lugar los ingresos son tenidos en cuenta y cuanto mayores sean mejor, pero, el análisis de viabilidad se hace teniendo en cuenta la relación entre ingresos y deudas.

Es decir, si por ejemplo Andrés gana 2000€ pero al mismo tiempo tiene préstamos cuyas cuotas llegan a los 1000€ esta consumiendo gran parte de su capacidad de endeudamiento por lo que parte de su solvencia crediticia no es tan buena como el cree.

Otra cosa sería si Andrés ganara 2000€ /mes y además no tuviera ningún préstamo firmado, entonces ahí su capacidad para endeudarse estaría intacta y por tanto sería mucho más factible que la empresa de dinero rápido le concediera la financiación.

¿Qué tipo de préstamos existen para los pensionistas?

Lo primero que hay que hacer es diferenciar los préstamos en si son préstamos bancarios o bien créditos de financiación privada.

❶ Dentro de la financiación privada hemos visto como cada vez más estas empresas ofrecen productos financieros destinados exclusivamente a estos clientes. En Avanza por ejemplo hay un préstamo que se lleva “Última jubilación” que básicamente permite el pensionista obtener dinero con la garantía de su inmueble al tiempo que no tiene que pagar ninguna cuota mensual en forma de préstamo…

Este tipo de financiación lo que persigue es que el cliente que a pesar de disponer de un inmueble libre de cargas le cierran las puertas bancarias por edad (como desgraciadamente es habitual) pueda acceder a la financiación sin problema alguno.

Dentro de estos préstamos de financiación privada hemos comentado este préstamo porque es un hecho expresamente para el pensionista, sin embargo tienes que saber que además de este productos hay muchos otros que también se pueden adaptar bien a lo que cliente necesita.

Préstamos de renta vitalicia. Un día de estos hablaremos en profundidad sobre las características de este préstamo. Este crédito también está hecho para pensionistas aunque realmente tienen un uso distinto al habitual.

En este producto financiero la empresa le ofrece una cantidad mensual (sumado a un inicial) al pensionista hasta que este fallezca, a cambio, el inmueble pasara a propiedad de la empresa una vez esto ocurra.

Este tipo de financiación es útil pero solo para determinados personas.

Pongamos un ejemplo:

Julia tiene 65 años, no tiene hijos y tiene una pensión baja. Tiene un inmueble libre de cargas pero por un lado no puede conseguir financiación por edad y segundo quizás seria una temeridad pedir prestado en garantía del inmueble si luego resulta que la cuota no puede pagarla.

La renta vitalicia en este caso sería perfecto para la clienta pues de esa manera consigue aumentar sus ingresos mes a mes con la cantidad que la empresa le paga, se ahorra el tener que pagar la cuota del “préstamo” y por último lugar puede seguir viviendo en el inmueble hasta que muera.

En resumen, esta persona está dando utilidad a su inmueble aumentado su nivel de vida (ingresos mensuales) y sin necesidad de deshacerse de la propiedad.

❸ Préstamos personales bancarios o privados: Aquí da igual porque vía prefiera ir el cliente hay empresas tanto bancarias como privadas que venden estos préstamos personales en garantía de pensión. Es cierto que los costes son más elevados que los de una hipoteca pero por otro lado el cliente no tiene la necesidad de avalar con lo que en caso de no disponer de aval inmobiliario es un préstamo perfecto para esa persona.

Aquí es muy importante evitar el problema de la CIRBE en caso de haberlo. Si tienes un nivel de endeudamiento es mejor que antes intentes una reunificación de préstamos pues es el producto que necesitas mucho más que un préstamo personal.

❺ Préstamos pre concedidos: Si eres cliente bancario (tienes domiciliados ahí tus ingresos…) es muy posible que si eres pensionista te ofrezcan en algún momento un préstamo preconcedido. Los préstamos preconcebidos con como su propio nombre indica un tipo de financiación que el banco te aprueba incluso antes de que realices la solicitud. Básicamente lo que te dice el banco es que tienes un préstamo aprobado por lo que si necesitas dinero puedes hacer uso de él de manea inmediata.

Estos serian los préstamos que desde avanza recomendaríamos tramitar a cualquier pensionista que necesitara financiación sin olvidarnos de otros préstamos como son los micro prestamos los cuales en un porcentaje muy elevado si eres pensionista sale aprobado. Es más, si necesitas un préstamo urgente por encima del resto de préstamos te recomendaríamos el de los microcréditos online por la rapidez en la tramitación ya que en una hora puedes tener el dinero en cuenta.

Lo que evitaríamos serian las tarjetas de crédito ya que siendo pensionista no hay necesidad de recurrir a esta fórmula de financiación. Esperemos que os haya servido el articulo.

Analista en Préstamos Rápidos